Image thumbnail

ELABORACIÓN

La uva separada del raspón se deposita en unos fermentadores abiertos de acero inoxidable con control de temperatura, donde se inicia la
fermentación. Se realizan remontados diarios y tras 9 días, se procede al descubado.

Los vinos pasan a los depósitos y el hollejo es depositado manualmente en la prensa. Aplicamos poca presión con largos periodos de
extracción. Una vez realizado el proceso, controlamos la temperatura en la fermentación maloláctica, tras la cual tendremos los vinos
preparados para su crianza en barricas de 225 lts de roble francés de la mayor calidad.